7 signos furtivos que necesitas gafas de lectura

El síntoma más obvio es la visión borrosa, pero aquí hay otras pistas sorprendentes que puede estar pasando por alto.

Te quedas dormido en tu computadora


encender mis músculos para quemar calorías

Los músculos de tus ojos trabajan más duro cuando te enfocas en primeros planos o en un trabajo detallado, como cuando estás leyendo o trabajando en la computadora. Si necesita anteojos, esos músculos trabajan aún más para ayudarlo a ver con claridad. Debido a que esa no es una posición natural para los ojos, pueden cansarse, lo que te hace sentir sueño. Si las gafas de lectura por sí solas no ayudan, intente parpadear con más frecuencia o empuje su computadora más lejos de usted. Esto mantendrá tus ojos más relajados. Esto es lo que necesita saber antes de comprar gafas en línea.

Necesitas una luz más brillante para leer



Su lámpara de lectura normal no parece lo suficientemente brillante, por lo que enciende otra lámpara y, tal vez, incluso una luz de techo. Si nunca parece tener suficiente luz, independientemente de la habitación o el tipo de iluminación, podría ser una de las señales de que necesita gafas. Esto se vuelve más frecuente a medida que envejece, pero no se preocupe, es una condición normal. Los estudios muestran que el promedio de 60 años de edad necesita al menos tres veces la cantidad de luz que un de 20 años.


buenos regresos para ser llamado gordo

Tienes un entrenamiento de brazo mientras lees

La forma en que sostiene un libro puede ser una de las señales más reveladoras de que necesita anteojos. Si tiene miopía, que es cuando no puede ver muy lejos, traerá un libro de 12 pulgadas o menos hacia su cara. Si tiene visión de futuro, que es cuando no puede ver de cerca, es posible que deba sostener el libro con el brazo extendido. Recuerde esta regla: si un objeto a 14 pulgadas de su cara está borroso, es posible que necesite algún tipo de lente correctora. Estos son los hábitos cotidianos que podrían salvar su vista.


beber agua te hará perder peso

Sigues teniendo dolores de cabeza


alimentos que puedes comer para repeler a los mosquitos

La fatiga visual por trabajar con pocos descansos también puede hacerlo más susceptible a los dolores de cabeza o empeorar los dolores de cabeza recurrentes. Si el dolor de cabeza está justo detrás de los ojos, la causa podría ser hipermetropía (hipermetropía) o astigmatismo (cuando los objetos se ven borrosos en ciertos ángulos debido a la forma de la córnea). Ambos problemas son signos de que necesitas anteojos, y conseguir un par puede corregir estos problemas. Asegúrese de tomar descansos frecuentes al hacer un trabajo que pueda fatigar sus ojos. Los médicos de todo el mundo recomiendan la regla 20-20-20: cada 20 minutos, mire algo al menos a 20 pies de distancia durante 20 segundos.

Nunca tocas la col rizada (u otras verduras de hoja verde)


¿Cómo se ve la hiedra venenosa?

Si crees que las zanahorias son las únicas verduras que necesitas para tener ojos sanos, podrías estar perdiendo los beneficios de las verduras de hoja verde como la col rizada. Estos alimentos contienen luteína y zeaxantina, antioxidantes que ayudan a mantener despejados los lentes de los ojos, reduciendo el riesgo de cataratas y las probabilidades de necesitar anteojos de cualquier tipo. Una taza de col rizada puede contener hasta 26.5 mg de luteína y zeaxantina, dependiendo de cómo se prepare. Una porción de zanahorias tiene menos de un miligramo de ambas. Estas son las formas en que está forzando la vista sin darse cuenta.

Ves halos

Cuando sus ojos no pueden enfocar adecuadamente la luz en su retina, la luz puede volverse borrosa o dispersa. Como resultado, es posible que aparezcan círculos brillantes alrededor de luces de varias formas y tamaños, desde bombillas o faros de automóviles. Este podría ser uno de los signos de que necesitas anteojos. Sin embargo, los halos también son un síntoma común de cataratas, especialmente junto con la visión nublada. Si ve halos, hable con su médico.

Tienes más de 40 años

Una vez que cumplas los cuarenta, es casi seguro que experimentarás uno o más de los síntomas anteriores, gracias a la presbicia. La presbicia es una condición en la que los ojos pierden gradualmente su capacidad de enfocarse en objetos cercanos (aunque no es lo mismo que la hipermetropía). Los síntomas suelen comenzar a aparecer entre los 40 y los 40 años y pueden seguir empeorando hasta los 60. Afortunadamente, este proceso de envejecimiento natural tiene una solución simple: gafas para leer. Luego, revise los hábitos cotidianos que podrían salvar su vista.