11 hábitos cotidianos que están arruinando absolutamente su control de la diabetes

Vivir con diabetes es un desafío diario, pero ajustar estos comportamientos mejora el control sobre el azúcar en la sangre. Diga adiós a los comportamientos que descarrilan su calidad de vida y saluda a estos consejos para hacerse cargo de su diabetes.

Tamaños de porción

Sorpresa: comemos más de lo que deberíamos, incluso cuando nos centramos en alimentos saludables. (Sí, ya lo sabía). Para las personas que controlan la diabetes, el tamaño de las porciones de alimentos con carbohidratos determina la cantidad de medicamento que necesitan o cómo responde su glucosa en la sangre. Pruebe esta regla general para la porción de carbohidratos de su plato: debería ocupar aproximadamente un cuarto del plato típico de nueve pulgadas. Las porciones óptimas de guisantes, papas o pasta integral son una taza por comida. Compare eso con un plato de restaurante mexicano habitual, donde los alimentos ricos en carbohidratos cubren todo el plato: arroz, frijoles, tortillas, papas fritas. Demasiados carbohidratos sabotean el control de glucosa para los diabéticos. Robe algunos de estos 15 hábitos a los médicos especialistas en diabetes que saben cómo mantener estables sus propios niveles sanguíneos.





Bebidas



¿Por qué beber tus calorías? Las bebidas con alto contenido de azúcar y calorías se suman más rápido que cualquier otra cosa. Ese refresco de fuente gigante cuenta con más de 500 calorías, todas de azúcar, lo que dispara su glucosa sin control. Las bebidas deportivas, los jugos de frutas, los batidos, las bebidas energéticas, los tés dulces y las bebidas de café de lujo contienen cantidades significativas de carbohidratos simples (re: azúcar). Incluso lo que parece saludable: considere que 12 onzas de jugo de naranja tienen 45 gramos de carbohidratos, casi lo mismo que una lata de refresco de 12 onzas. Claro, el jugo incluye vitaminas saludables, pero la carga de glucosa es la misma que una cola. Para aquellos que controlan la diabetes, omita estas bebidas azucaradas y opte por el agua para rehidratarse. ¡Tu glucosa en sangre te lo agradecerá! Aquí están las mejores y peores bebidas para diabéticos.

Saltarse las comidas

La hora de sus comidas durante el día es clave para controlar la diabetes. Saltarse una comida lo pone en riesgo de hipoglucemia porque sus medicamentos no tendrán carbohidratos con los que trabajar. Peor aún, comúnmente comemos en exceso en la próxima comida cuando nos perdemos una. Desayunar dentro de los 90 minutos de despertarse es ideal. De manera óptima, tres comidas al día, con un intervalo de 4 a 5 horas, mantendrán su glucosa en sangre estable y constante. Si su patrón de sueño incluye más de 10 horas de sueño, coma un refrigerio con 15 a 30 gramos de carbohidratos antes de retirarse. Asegúrese de saber cómo evitar estas complicaciones silenciosas de la diabetes.

Carbohidratos altamente procesados



Si bien todos los carbohidratos afectan la glucosa en la sangre, algunos carbohidratos (el tipo complejo) son las mejores opciones. ¿Por qué? Los carbohidratos complejos como los granos enteros, las verduras y los frijoles contienen fibra: largas cadenas moleculares de carbohidratos que tardan más en digerirse (o, en algunos casos, no son digeribles). Disminuir la velocidad de la digestión ayudará a prevenir picos agudos en la glucosa en sangre, algo que todos deberíamos tratar de evitar, pero especialmente las personas con diabetes. Los carbohidratos simples como los de las harinas y azúcares refinados son moléculas pequeñas y de fácil digestión. Como la energía rápida preferida para las células, estas pueden causar picos y valles rápidos en el azúcar en la sangre. Por esa razón, elija pasta de trigo integral, frijoles, guisantes, batatas, arroz integral, avena, frutas y verduras frescas. Aquí están las mejores hierbas y suplementos para diabéticos.

No es suficiente verduras

Sí, mamá tenía razón: ¡Come tus verduras! Las verduras sin almidón como la lechuga, el brócoli, las cebollas, los pimientos, las espinacas y los tomates son ricos en vitaminas (A, C y folato, especialmente), minerales (potasio, magnesio, fósforo ) y fibra! Sin embargo, su contenido de carbohidratos es bastante bajo. Esto los convierte en el grupo de alimentos óptimo para cargar y disfrutar. Haga fajitas con pimientos y cebollas, saltee el brócoli o mezcle una ensalada de pepino y tomate picado; Estos son deliciosos cimientos para comidas con una carga baja en carbohidratos. ¡Pruebe cualquiera de estos nueve vegetales bajos en carbohidratos aprobados por la dieta para diabéticos!

Trucos de alimentos saludables




¿Puedo usar un rallador de queso en mis pies?

Avena, batidos, café, ensaladas y sándwiches, cosas saludables y sencillas, ¿verdad? Sabotear estas elecciones aparentemente buenas para usted es fácil cuando se mezclan con carbohidratos simples. Por ejemplo, agregar jugo de fruta a los batidos aumenta la carga simple de carbohidratos a toda prisa. Miel o jarabe, y un puñado de frutas secas triplican fácilmente la carga de carbohidratos de la avena. ¡Preparar su café con chorros de jarabe, leche entera, crema batida e incluso galletas trituradas lo convierten en una bomba de carbohidratos! Al contar los carbohidratos para un control óptimo de la glucosa, asegúrese de incluir todos los ingredientes para mayor precisión.

Tu merienda es como una comida

Los refrigerios pueden ser buenos: puede tomar ventaja entre las comidas y ayudar a mantener el azúcar en la sangre. Pero cuando sus bocadillos se elevan al tamaño de una comida, el aumento de peso y la hiperglucemia están a la vista. Las calorías y los carbohidratos de un refrigerio deben llegar a menos de un tercio de una comida saludable. Su regla general para los refrigerios para diabéticos es apuntar de 15 a 30 gramos de carbohidratos totales más una fuente de proteínas. Algunos ejemplos: hummus y verduras, mantequilla de maní y rodajas de manzana, almendras y arándanos secos. ¡Mira estos dulces bocadillos que los diabéticos pueden disfrutar!

Comer fuera con demasiada frecuencia



Comida rápida, drive-thrus, reparto de pizzas, cadenas de restaurantes: tan tentador para una noche ocupada o cuando el cocinero no está de humor para cortar y cortar en dados. Desafortunadamente, muchas comidas favoritas están cargadas con más carbohidratos de los que una persona con diabetes puede manejar. Buscar menús en Internet con análisis nutricionales puede ayudarlo a elegir las mejores comidas para controlar la ingesta de carbohidratos. Apunte a 45-60 gramos de carbohidratos totales por comida, o consulte con su dietista registrado para sus objetivos individuales de carbohidratos. Otros consejos para comer incluyen evitar la canasta de pan o las interminables recargas de chips. Si las porciones son demasiado grandes, lleve la mitad a casa para almorzar mañana. Elija carnes a la parrilla, al horno o a la parrilla, en lugar de fritas. Recuerde, cuando cocina en casa, tiene control sobre los ingredientes, métodos y tamaños de las porciones. La próxima vez que salga a cenar, intente pedir uno de estos artículos populares del menú del restaurante para personas con diabetes.

Demasiado tiempo de pantalla

Cuando tu cara está pegada a una pantalla, estás en animación suspendida. La televisión, las computadoras portátiles, los lectores electrónicos, los teléfonos, las tabletas y las computadoras de escritorio le quitan tiempo y le roban a su cuerpo la necesidad de estar activo. El ejercicio reduce la glucosa en la sangre y proporciona beneficios para la salud del corazón, los pulmones, los músculos y la mente. La American Diabetes Association recomienda 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada durante 5 días de la semana, para un total de 150 minutos por semana. Caminar, andar en bicicleta, nadar o hacer ejercicio aeróbico son todas opciones. Además, en lugar de estar sentado todo el día mirando una pantalla, la ADA sugiere que divida su tiempo de pantalla al menos una vez cada hora. Estira o haz ejercicios de silla en tu escritorio de trabajo. Dé un paseo por la oficina a la hora del almuerzo. Estacione más lejos del trabajo. Lava tu propio auto. Haz tu propia limpieza de la casa. Pasear al perro. ¡Tantas posibilidades! No te pierdas estos brillantes consejos de ejercicio de expertos en diabetes.

Evitar todos los carbohidratos



Los planes de alimentos extremadamente bajos en carbohidratos no son la respuesta. Con tanta atención a las dietas muy bajas en carbohidratos (piense menos de 50 gramos por día), las personas con diabetes podrían bajar demasiado. Su cuerpo necesita carbohidratos para obtener energía, por lo que los consejos nutricionales recomiendan obtener un mínimo de 150 gramos. Recuerde que su corazón, otros órganos, músculos y pulmones funcionan con azúcar en la sangre. De hecho, el cerebro utiliza la glucosa como fuente de combustible preferida. Además, cambiar a una dieta muy baja en carbohidratos aumenta el riesgo de hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre), especialmente si los medicamentos son parte de su cuidado. Apunte a una meta de ingesta moderada de carbohidratos, ni muy baja ni muy alta.

Contratiempos de medicamentos

According to dietitian and certified diabetes educator Tamara Lutz, taking the wrong dosage of medications at the wrong time or skipping medications will wreak havoc on your blood glucose control. Both highs and lows occur with medication mistakes. Taking oral medications or insulin right after eating can result in hyperglycemia (high blood sugar) because the medication starts working long after the food raises your blood glucose. On the flip side, taking the medications too long before a meal may lead to low blood sugar. Lutz warns, “Skipping your medications completely causes high blood sugar as the body lacks adequate medication to work on your meal.” Follow your prescription instructions carefully. Here are nine more diabetes myths that could sabotage your health.